Bonos y Obligaciones
Typography

La Reserva Federal (FED) reduce las obligaciones en su balance. ¿Estamos ante un giro de 180 grados de su política monetaria?..


 
Tobias Schafföner analista senior de Flossbach von Storch

Si bien estamos ante un proceso de normalización, no podemos afirmar que se trate de un giro radical. En octubre, la FED ha comenzado con la reducción de su balance, lo que supone un alejamiento moderado de la política de quantitative easing que rige desde 2008.

Sin embargo, como aclaró Janet Yellen a finales de septiembre, no se va a producir una venta activa de bonos, sino más bien se obviará los vencimientos sin buscar un sustituto por una cantidad máxima aproximada de USD 6 MM para los Treasuries y de USD 4 MM para los Mortgage-Backed Securities. 

A partir de 2018, el límite máximo aumentará progresivamente hasta alcanzar los USD 30 MM para los primeros y los USD 20 MM para los segundos. Janet Yellen ofrece un plan a los mercados, y éstos gozan de la estabilidad que ello les brinda. Por ello, la reducción de los balances se llevará a cabo de forma moderada y progresiva, a menos que acontezca un shock de gran calado. El instrumento clave para el control de la política monetaria sigue siendo el tipo de interés. Desde nuestro punto de vista, el reto al que se enfrenta la FED es que cada subida de tipos, por ligera que sea, complica aún más la próxima, especialmente cuando en otras partes del mundo prevalecen tipos nulos o incluso negativos.

No esperamos un cambio drástico en los tipos, y menos aún volver al escenario pre-crisis en los EEUU. Un dato llamativo es la estimación que regularmente se lleva a cabo entre los gobernadores de la FED sobre dónde debería situarse un tipo de interés estable a largo plazo. Y, por primera vez, en septiembre se ha hallado el valor más bajo desde que se lleva a cabo este estudio, con un 2,75% de media. Este dato nos llena de optimismo: el crecimiento económico debería continuar con dinamismo y los objetivos de inflación pueden alcanzarse. Creemos difícil que la FED pueda continuar por esta senda antes de verse forzados a corregir el rumbo.

Source: BondWorld.es