Bonos y Obligaciones
Typography

Divergencias entre la Fed y el BCE en diciembre.......


 
Franck Dixmier Global Head of Fixed Income

Aun cuando se espera que la Fed suba los tipos en diciembre como parte de la normalización de su política, la mayoría de los miembros gobernantes del BCE continúa apoyando el programa de compra de activos del banco. La dinámica cambiante del banco central hará que el escenario sea cada vez más difícil para los inversores.

El escenario está listo para un alza de tipos de la Fed

Creemos que es casi seguro que se anuncie un aumento de los tipos de 25 puntos básicos en la próxima reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) entre el 12 y el 13 de diciembre. También nos parece notable ver cómo los mercados se han adaptado recientemente a los futuros aumentos de los tipos: el mercado ahora espera un aumento de 25 puntos básicos.

Durante años, ha habido una desconexión entre las indicaciones del mercado y las intenciones de la Reserva Federal, los "puntos", por lo que es bueno ver que esta brecha finalmente se está reduciendo, aunque no ha desaparecido del todo. También es notable que este cambio reciente no haya tenido impacto en los mercados financieros, lo cual es una noticia positiva en términos de estabilidad financiera.

Datos recientes de EE. UU. muestran una perspectiva muy positiva y un entorno de crecimiento positivo, que la Fed estará feliz de ver. Estos desarrollos deberían facilitar que el banco central predique con el ejemplo y continúe en su camino hacia la normalización de la política monetaria.

Un aumento gradual a largo plazo en la inflación de Estados Unidos

En términos de sus perspectivas a largo plazo, el mensaje de la Reserva Federal es cauteloso. Las actas de las reuniones anteriores del FOMC muestran una redacción equilibrada, pero sus comentarios sobre la inflación han sido más constructivos. En el pasado, la Fed se enfrentó al enigma de un entorno muy positivo y una inflación decreciente. Ahora, el tono del debate está evolucionando ante la creciente confianza de que la inflación se recuperará lentamente.

Tras la reunión de diciembre del FOMC, esperamos oír comentarios positivos sobre la evolución del mercado laboral, lo que a su vez debería impulsar la inflación salarial gradual en el futuro. Como consecuencia, esperamos que la inflación subyacente aumente gradualmente en 2018, justificando de hecho el proceso de normalización de la política monetaria en curso.

Esperamos que las indicaciones (forward guidance) del BCE evolucionen

A lo largo de 2018, esperamos que una gran mayoría de los miembros del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo continúe apoyando el programa de compra de activos del banco. Al mismo tiempo, está claro que hay un debate dentro del BCE sobre la duración del programa y cuánto necesita el banco central para ajustar sus avances.

Con esto en mente, no sería una sorpresa ver evolucionar el forward guidance del BCE en su reunión del 14 de diciembre de una manera que reduzca el vínculo entre la continuación de las compras de activos y la inflación.

Esta evolución tomaría en consideración tres elementos clave:

  1. El ritmo de las compras de activos
  2. El horizonte en el que las compras de activos llegarían a su fin
  3. El potencial de la opción, dado el aumento de los llamamientos a un fin anunciado de las compras de activos, mientras que el presidente del BCE, Mario Draghi, desea mantener la opción completa.

Creemos que las indicaciones del banco central deben evolucionar para reducir las expectativas de bajos rendimientos sostenidos. También creemos que el BCE tendrá que gestionar las expectativas sobre el ritmo de las futuras alzas de los tipos, ya que este factor acaparará una mayor atención por parte del mercado en el futuro.

Aumentan las probabilidades de que haya tres alzas por parte de la Fed en 2018

El apetito de los inversores por tener ingresos fijos sigue siendo muy fuerte. Con esto en mente, no anticipamos ningún déficit, debido a las entradas netas en activos de renta fija este año. Además, las valoraciones en la renta variable de los Estados unidos nos llevan a pensar que no habrá un cambio pronunciado de renta fija hacia la renta variable.

Al mismo tiempo, la dinámica de los bancos centrales está cambiando y cada vez es más difícil de manejar, por lo que es muy importante que los inversores tengan en cuenta el panorama general. Dada la continua divergencia entre las políticas monetarias de los bancos centrales, aún hay margen para una revisión de las alzas de la Fed en el futuro. Anticipamos al menos tres aumentos en 2018, mientras que el mercado pronostica solo un 60 por ciento de probabilidad para esas tres alzas.

Source: BondWorld.es